Navidades en tiempos de Covid

Hace ya muchísimos años que decidí dejar de mirar la tele o leer las noticias en los periódicos. Tarde o temprano, lo quiera o no, siempre acaban llegando “las noticias”. Y hoy curiosamente mientras esperaba mi turno para pagar en una gasolinera me fijé en el título principal del Diario de Mallorca: “El Govern aprueba hoy severas restricciones de Navidad para frenar el control del virus”. Y compré el periódico. Después de leer varios artículos relacionados empecé a notar dolor de barriga! Y no es para menos después de leer el artículo “Ni brindis ni postre compartido esta Navidad”…
Lo que he leído, a parte de despertar en mi cierto enfado, me confirma que no hay nada más tóxico para la salud que leer o escuchar las noticias!


Hoy más que nunca me alegra y me enorgullece aportar información saludable a través de este blog o a través de mis cursos y libros.
Especialmente hoy se me hace evidente que es urgente que las personas asuman la responsabilidad de su salud y que en sus manos está promoverla y mantenerla.
Me entristece leer en los medios de comunicación auténticas barbaridades supuestamente destinadas a proteger nuestra salud y que la gran mayoría de la gente no las cuestione.


Me pregunto porqué no se usan los grandes medios de comunicación para recordar a la población que tiene un maravilloso y perfecto sistema de defensa incorporado y para informarles de la importancia de cuidarlo con una alimentación sana y hábitos saludables. ¡Qué bueno sería tomarse al pie de la letra ese tan sabio refrán “más vale prevenir que curar”!

A ti que me lees, este año te animo a vivir unas Navidades más aromáticas que nunca,
te invito a compartir este artículo con todos tus conocidos,
y si te preguntas qué vas a regalar este año a tus seres queridos te sugiero que les regales salud!


Me complace compartir unas sugerencias aromáticas para que disfrutes de estas fiestas y vivas los próximos meses con salud.

LA PRIMERA: LAVA TUS MANOS CON FRECUENCIA, ES MUY IMPORTANTE

Soy muy fan del Profesor Raoult, este científico es una eminencia en el campo de las infecciones y de las epidemias. Dirige el IHU de Marsella en Francia, (Instituto dedicado al estudio de las enfermedades infecciosas). Veo con regularidad sus vídeos y algo muy sencillo pero muy importante que suele mencionar de forma insistente es la importancia de lavarse las manos con frecuencia.
Considera este hábito más eficaz para evitar contagios que el uso de mascarilla.

Desde mi punto de vista, es uno de los buenos hábitos que deberíamos adoptar y conservar para evitar muchos tipos de contagios (sí, seguimos y seguiremos expuestos a vulgares resfriados, gripe, gastroenteritis, virus Esptein Barr…)

Para “potenciar” la acción del jabón o para darle doble función a de tu crema de manos, añade una gota de aceite esencial de Árbol del té, de Lemongrass o de Lavanda.

Es preferible no abusar de los geles hidroalcohólicos. Los reservaremos para usar cuando no sea posible lavarnos las manos con agua y jabón.

Puedes preparar un sencillo gel para la higiene de las manos usando como base gel de aloe vera, alcohol, glicerina, un aceite vegetal y aceites esenciales. Publiqué una fórmula hace unos meses en el primer artículo que dediqué al Covid (aquí).

Para cuidar tus manos este invierno te animo a probar mi emulsión hidratante, es muy sencilla de preparar:

28 gr de gel de aloe vera (me encanta el de la Redoma Creativa)
10 gr de aceite vegetal de avena (puedes usar otro aceite vegetal, por ejemplo argán)
5 gr de aceite vegetal de ricino
2 gr de glicerina
5 gotas de vitamina E
10 gotas de Aceite esencial de Copaiba
10 gotas de Aceite esencial de Romero verbenona o de Romero qt cineol
5 gotas de Aceite esencial de Incienso (olíbano)

Mezcla todos los ingredientes y agita con vigor para crear una emulsión.
Agita antes de usar.


Si tienes tendencia a tener las manos frías esta emulsión te va a encantar, activa la circulación gracias al aceite esencial de romero. Los aceites esenciales de Copaiba y de Incienso son maravillosos para los cuidados intensivos que requiere la piel en invierno.



LA SEGUNDA: MIMA TU SISTEMA INMUNITARIO, ES MUY IMPORTANTE

Las personas que asisten a mis cursos me escuchan recomendar a menudo el aceite vegetal de Comino negro (Nigella sativa). Este año más que cualquier otro año recomiendo incorporarlo en nuestras rutinas saludables. Es un valioso aliado del sistema inmunitario.
Es muy eficaz y sencillo de usar. Basta tomarlo regularmente.


Se recomiendan unos 5 ml de aceite vegetal de Comino negro al día durante 3 meses seguidos (pasado este tiempo es prudente hacer un descanso). Los niños a partir de 5 años pueden tomar 1/2 cucharita de café por día (muy probablemente no les guste mucho el sabor…).

El aceite vegetal de Comino negro tiene muchas propiedades terapéuticas. Lo recomiendo también para las alergias respiratorias, el asma, el psoriasis. El aceite vegetal de comino negro tiene la particularidad de contener aceite esencial y particularmente timoquinona, una muy interesante molécula. En breve dedicaré un artículo a esta planta.

Recientemente se ha publicado un resumen científico dedicado a la Nigella sativa (Comino negro) y a su potencial en relación con el Covid-19. Puedes consultar el resumen aquí.

Disponemos de numerosos aceites esenciales para fortalecer el sistema inmunitario. Me parece interesante destacar uno, bueno en realidad se trata de una esencia: Limón.

Me llamó la atención un reciente estudio científico (aquí) donde se concluye que el aceite esencial de limón (y el de geranio) son “valiosos agentes antivirales naturales que pueden contribuir a la prevención de la invasión del SARS-CoV-2 / COVID-19 en el cuerpo humano.”

Además la esencia de limón cuida el sistema digestivo y estimula las funciones digestivas. Así que lo recomiendo especialmente durante las fiestas donde siempre nos excedemos con la comida y la bebida.

Se puede tomar la esencia de Limón combinada con el aceite de Comino negro, por ejemplo 2 gotas antes de las comidas diluidas con una cuchara de postre de aceite de Comino negro.
De esta forma cuidamos nuestro sistema inmunitario y nuestro sistema digestivo.

Los niños a partir de 5 años también pueden disfrutar de los beneficios de esta esencia. Pueden tomar 1 gota dos a tres veces por día. Por ejemplo añadiremos 1 gota al aceite vegetal de Comino negro, y las otras tomas se pueden combinar con un yogur o con compota.

Otro hábito saludable para fortalecer tu sistema inmunitario es darte un “baño de bosque”.
¡Estas Navidades invita el bosque a casa!


Los que me conocen saben que soy fan de la práctica del Shinrin Yoku que descubrí en el año 2012 y a la cual dediqué un par de artículo en este blog (aquí).

Siempre nos va a beneficiar pasar tiempo en la Naturaleza, sea cual sea el entorno natural que tengamos cerca. Pero se ha comprobado incluso científicamente que hay entornos más terapéuticos que otros, y un tipo de bosques, los llamados bosques maduros, son los que nos curan. Son bosques naturales que no se han visto afectados o muy poco afectados por intervenciones humanas. No quedan muchos bosques primarios hoy día, pero en España tenemos la suerte de tener algunos (descubre estos), y personalmente me considero muy privilegiada por haber podido descubrir su existencia en Castilla-la-Mancha.


No te preocupes por tener o no tener un bosque de estas características cerca de ti. Busca un bosque y sumérgete en él. Los pinares son especialmente interesantes.


¡Y tengo otra buena noticia! Si no puedes ir al bosque, invita el bosque a tu casa o llévalo a tu entorno laboral gracias a sus aceites esenciales. ¡Sí! Se ha comprobado científicamente que difundir ciertos aceites esenciales tiene el mismo efecto terapéutico que un baño de bosque.


Si te resuena la terapia forestal, te animo a leer el libro del Dr. Qin Li “El poder del bosque” (¡o pídelo a los Reyes!.


Estos son algunos de los aceites esenciales que puedes usar en difusión para proteger a tus seres queridos y poder disfrutar con alegría y confianza de estas fiestas:

Abeto negro y todos los Abetos
Cedro del Atlas o Cedro del Himalaya
Eucalipto radiata
Laurel
Mirto verde o Mirto rojo
Pinos (especialmente Pino Laricio o Pino de Siberia por su rico aroma)
Sequoia

Estos aceites esenciales limpian el aire de agentes patógenos y también cuidan tus pulmones. Tienen propiedades inmunoestimulantes y antivirales. Puedes elegir uno o combinar varios en tu difusor.

Por ejemplo 10 gotas de cada aceite esenciales en tu difusor ultrasónico o 30 gotas de cada en tu nebuizador:

Abeto negro + Laurel
Pino de Siberia + Cedro del Atlas
Pino Laricio + Mirto verde


Aprovecho para remitirte a otro artículo que dediqué al poder anti-infeccioso de los aceites esenciales aquí.


LA TERCERA: PER-FUM-ATE, ES MUY IMPORTANTE

Cuando el ser humano aún era cuerdo y no había olvidado que es parte de la Naturaleza, cuando el ser humano aún sabía que la cura de sus males se encuentra en la Naturaleza, cuando no existían las llamadas “enfermedades de la sociedad moderna” …el hombre quemaba plantas realizando sahumerios o inciensos y se perfumaba para alejar a los malos espíritus (¿Esos pensamientos tóxicos tal vez causante de muchas enfermedades?). La palabra perfume viene del latín per fumum y según cuentan, los perfumes se preparaban originalmente para fines medicinales y por cierto todo indica que eran las mujeres las que se encargaban de elaborarlos (al menos en Mesopotamia).
Se me hace evidente que los aceites esenciales usados a diario en nuestra piel y en la ropa crean una suerte de “escudo” protector.

Cada día después de la ducha ponte tu armadura aromática y sigue tranquila/o con tu vida.

Hay muchas combinaciones posibles. Personalmente uso una emulsión corporal que preparo con jojoba y gel de aloe vera, pero se puede hacer un aceite para quienes prefieren. Lo recomendable es elegir una combinación de aceites esenciales con propiedades antivirales e inmunoestimulantes y formular con un 10% de aceites esenciales en total:

Por ejemplo para ella:

Cedro del Himalaya o del atlas
Canela de Ceilán corteza (ojo con las proporciones máximo 5%)
Copaiba

Fragonia
Geranio Bourbon
Incienso
Lavanda
Lemongrass

Neroli
Pachuli

Sándalo blanco

Y por supuesto se pueden asociar otros aceites esenciales olfativamente muy ricos como ylang ylang, rosa, petit grain, yuzu, vainilla, jazmín…etc

Por ejemplo para él:
Cedro del Himalaya o del Atlas

Copaiba
Kunzea
Lavanda
Laurel
Lemongrass

Mirto verde
Pachuli

Sándalo blanco
Vetiver

Como dicen “para gustos los colores”, así que te animo a ser creativo/creativa. Te dejo una pequeña guía para preparar un perfume que publiqué en este blog (aquí).

Recientemente leí un artículo muy interesante (en Francés), se titula “Confinamiento: ¿Para que sirve perfurmarse cuando uno ya no sale de casa? Te recomiendo leerlo (aquí).

Y terminaré con una sugerencia para acompañar a los aceites esenciales. Es muy recomendable tomar alguna suplementación durante este invierno, mis 3 imprescindibles son: Vitamina C, Vitamina D3 y Zinc.

Y ya solo me queda desearte unas muy ¡FELICES FIESTAS!
Con la ayuda de los aceites esenciales estas fiestas, aunque sin duda diferentes, serán MUY AROMÁTICAS!


  4 pensamientos en “Navidades en tiempos de Covid

  1. Silvia Vescovo
    31/12/2020 en 21:08

    Hola Antonia, Que pases un lindo Fin de Año y podamos renovar la esperanza de tener un mejor 2021.

    Agradezco a la vida haberte encontrado!!!

    Un abrazo grande Feliz Año Nuevo

  2. Jacqueline
    17/12/2020 en 19:22

    Hola Antonia,

    gracias por la excelente información que ha publicado.
    Sin duda, a muchos nos ayudará en este confinamiento y a usar los aceites esenciales para ayudar a nuestro cuerpo a estar protegido. Cada vez me convenzo más que cada árbol, planta, raíz, flores u hojas tiene su propósito. El Creador ha hecho todo tan perfecto y nos ha regalado la naturaleza para estar sanos y felices 😉
    Un cariñoso abrazo 🤗
    Jacqueline Burgos

  3. Contxita
    16/12/2020 en 12:34

    Gràcias, Antonia por éste estupendo artículo y por las ideas que nos das.
    Espero pases una felices fiestas.
    Contxita Botargues

  4. Rosa Maria de Barros
    16/12/2020 en 12:25

    Buenas Antonia, mi nombre es Rosa María de Barros, imagino que recibes muchos correos a lo largo del día, mi correo es para darte las GRACIAS por este maravilloso artículo. Resumes en un sólo artículo, muchísima información, cuando digo muchísima es que me ha parecido increíble (no tengo palabras). De nuevo GRACIAS, es el mejor regalo de estas Navidades. Descubrí la aromaterapia…..pues ya hace unos 9 años…..y, como no podía ser de otra manera, a tí, que eres un referente en el mundo de la aromaterapia, leo todos tus artículos ( vale, los devoro y aprendo mucho ??). No me enrollo más ??, mil gracias por toda la información que compartes Un saludo aromático Rosi

    Obtener Outlook para Android ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: