Coronavirus Covid-19 ¿Nos pueden ayudar los aceites esenciales?

Me estáis preguntando cómo podemos protegernos de un eventual contagio usando aceites esenciales.

No puedo evitar recordar la historia del vinagre de los 4 ladrones. Según cuenta la historia y fuentes consultadas, durante la peste de 1628 en Toulouse (Francia) 4 ladrones utilizaron un vinagre para evitar contagiarse de la peste mientras robaban en las casas. Los ladrones fueron arrestados
y obligados a revelar su secreto. Al parecer ese vinagre era un remedio franciscano del siglo XVI, el Acetum bezoardicum. Se preparaba con plantas aromáticas (canela, ajo, cálamo, clavo, romero, lavanda, salvia oficinal, tomillo, menta, ruda y ajenjo además de alcanfor)  y como su nombre indica, con vinagre.
100 años más tarde, en Marsella, se volvieron a repetir los hechos (Gran peste de 1720). Sin embargo, parece que no fue tan eficaz como se esperaba y el vinagre se usó sobretodo para desinfectar las casas.

A pesar de ello la receta fue inscrita en el Codex en 1748 y se mantuvo hasta inicios del siglo XX.

Jean-Pierre Willem, médico francés y reconocido aromatólogo, fundador de la Asociación «Médecins aux pieds nus» (médicos descalzos), cuenta en su libro Memorias de un médico descalzo, cómo enseñaron a la población en Guatemala a usar el vinagre de los cuatro ladrones durante la epidemia de cólera en 1991. Y en su libro «Huiles essentielles antivirales» escribe:

«No estamos desarmados. Ante la incertidumbre de una terapia química eficaz, la aromaterapia sabe hoy tomar el relevo, complementado o sustituyendo. Varios aceites esenciales tienen una acción antiviral reconocida: existen centenares de referencias que demuestran su eficacia.
La acción biológica anti infecciosa de los aceites esenciales (con la condición de que sean rectificados o modificados) destaca de manera clara para todas las infecciones agudas o crónicas, sean microbianas o virales. Que esté en misión para MAPN (Médecins aux pieds nus) o en mi vida cotidiana como médico y profesional de la salud, afirmo que puede ser bueno usarlos en cura para reforzar el terreno (inhalaciones, masajes o incluso supositorios).  También opino que hay que difundir sin tardar en las casas y, en prevención o para curarse, tomar cápsulas antivirales propuestas por laboratorios de productos naturales.»

Hace unos días compartí en Facebook una charla de Pierre Franchomme sobre los aceites esenciales y los virus. Está en francés, pero desde un PC se pueden activar subtítulos. También compartí su reciente artículo donde recomienda el uso del aceite esencial de laurel en caso de infección por coronavirus (supositorios).

laurier-noble-17191593_ml

En la charla habla de este aceite esencial y menciona el estudio que se realizó en relación con con el SARS-CoV responsable de la epidemia de SRAS de 2003. (Phytochemical Analysis and in vitro Antiviral Activities of the Essential Oils of Seven Lebanon Species – Loizzo M.R. et al. – Chemistry and Biodiversity – 20 mars 2008).
El vídeo se puede ver aquí, y el artículo aquí.

Te comparto lo que estoy usando yo:
– Un gel antiséptico y una sinergia que he llamado «defensa y protección».
Además tomo vitamina C (liposomal) y aceite vegetal de comino negro para reforzar el sistema inmunitario.
Hasta ahora no he creído necesario tomar aceites esenciales por vía oral, pero si lo hiciera me decantaría por el aceite esencial de tomillo marroquí o jengibre.
Otra opción práctica sería usar las cápsulas de Pranarôm: Oleocaps 4 defensas naturales (lleva eucalipto radiata, limón, jengibre y clavo).

Gel antiséptico (95 gr aprox.)

  • 62 gr. de gel de aloe vera
  • 20 gr. de alcohol 90º
  • 5 gr. de glicerina vegetal
  • 2 gr. de tintura de propolis
  • 10 gotas de aceite esencial de Canela Ahuiak de Le Gattilier (puede ser canela de Ceylan corteza)
  • 10 gotas de aceite esencial de manuka (si no tienes pon árbol del té)
  • 20 gotas de aceite esencial de laurel
  • 5 gr de aceite vegetal

Se mezclan bien todos los ingredientes y se agita. He usado un frasco de cristal con dosificador y lo llevo en el bolso para poder limpiarme las manos con toda la frecuencia necesaria.

Si estás embarazada elimina el ae de canela y pon 10 gotas más de laurel o 10 gotas más de manuka o de árbol del té.

Mi sinergia «defensa y protección» lleva:

5 ml de aceite esencial de mandravasarotra (si no tuvieras pon ravintsara o eucalipto radiata o eucalipto globulus o tomillo blanco )
3 ml de aceite esencial de laurel
2 ml de aceite esencial de lemongrass (si no tienes pon verbena exótica)

La uso (tal cual sin diluir) cuando tengo que estar en lugares con aglomeraciones (bus, tren, avión, reuniones, centros comerciales, etc.). Aplico 2 gotas en las muñecas y en un pañuelo que voy oliendo. También pongo una gota en la base de la nariz. Esta sinergia no es irritante, aunque contiene lemongrass (o verbena exotica), los demás aceites esenciales actúan como excipiente para este último. Si tienes la piel sensible o si te irrita esta mezcla, mejor añades la misma cantidad de aceite vegetal (10 ml).

Además para reforzar las defensas me fricciono con aceite esencial de ravintsara, dos veces por día, 5 gotas puras en la zona de los costados o en cada brazo. Puedes sustituir el aceite esencial de ravintsara por eucalipto radiata, mandravasarotra, laurel, tomillo blanco (Thymus mastichina), palmarosa o palo de hô.

También tomo regularmente aceite vegetal de comino negro (1 cuchara sopera por día durante 21 días). Se ha realizado un interesante estudio relacionado con el Covid 19, puedes consultarlo aquí.

También puedes preparar un espray antiséptico. Para un total de 100 ml usa 2 a 3 ml de mi sinergia «defensa y protección» y completa con agua. Agita antes de pulverizar. Se puede hacer con alcohol, personalmente prefiero prepararlo con agua. Puedes vaporizar en tu ropa y en el ambiente.

Me parece muy interesante también la propuesta de la farmacéutica y aromátologa Aude Maillard, gotas nasales protectoras:
6 gotas de aceite esencial de ravintsara
6 gotas de aceite esencial de árbol del té
6 gotas de aceite esencial de laurel
29.5 ml de aceite vegetal de caléndula o de nuez de albaricoque (o el que tengas)

Aude Maillard sugiere envasar en un frasco con dispensador nasal. Eso tal vez no sea tan fácil conseguir rápidamente,  sí se venden en Amazon pero el plazo de entrega es muy variable. Si no lo encuentras usa un frasco gotero de 30 ml.

Pon 1 gota o una pulverización en cada fosa nasal cuando estés en lugares públicos.
Desde mi punto de vista podría servir para este mismo propósito el producto de Pranarôm Spray Nasal Bio, este contiene aceites esenciales con propiedades antivirales y antibacterianas.

Me parece apropiado difundir aceites esenciales en casa y en el lugar de trabajo. Yo voy difundiendo diferentes aceites esenciales, limón, eucalipto radiata, pinos o abetos (en estos momentos pino laricio y pino de Siberia).
Se puede usar también dos de las mezclas de Pranarôm:
Bienvenida acogedora (pomelo y laurel ) y fuerza y vitalidad (pino y ravintsara).

También me parece una buena idea transformarse en un «difusor con patas» cuando vayamos a salir a la calle. Por ejemplo, podemos usar el esprai arriba mencionado o el producto de Pranarôm «Solución defensas naturales», en la ropa, especialmente en la bufanda.

El aceite esencial de laurel que casualmente es el que parece ser el mejor candidato para tratar una eventual infección, me parece especialmente interesante para llevar encima y oler…y vencer!

Para los bebés a partir de 3 meses y hasta 3 años podemos usar el aceite de masaje «Defensas naturales» de Pranarôm gama PranaBB.

Para los niños a partir de 3 años podemos usar el aceite esencial de ravintsara. 1 gota con 5 gotas de aceite vegetal en la planta de los pies, mañana y noche.

Y sobre todo procura que no te invada el miedo. Mira la TV lo justo. Evita todo lo posible generarte estrés y pensamientos ansiógenos, porque eso deprime el sistema inmunitario y te hace vulnerable a las infecciones.
Respira, visualiza, medita, descansa, pasea por la naturaleza siempre que puedas y cuida tu alimentación.

Te animo a leer el artículo de la aromatóloga y farmacéutica francesa Aude Maillard, está en francés pero con la ayuda del traductor de Google seguro lo vas a entender todo perfectamente. Aude Maillard nos explica como, en caso de que hubiera una infección, sustituir los supositorios.  Aquí.

Este estudio también puede resultarte interesante:

Apropiate use ol essential oils and their components in the management of upper respiratory tract symptoms un patients with COVID-19
Marco Valussi – Journal of Herbal Medicine

langue_des_plantes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: