Te presento el aceite esencial de tomillo serpol

Hace tiempo dediqué un artículo a los diferentes tipos de tomillos y tan solo mencioné el tomillo serpol (thymus serpyllum). No había tenido aún la oportunidad de probarlo ni dedicarle tiempo.

Recientemente vino a enriquecer mi amplio botiquín aromático y te lo quiero presentar porque merece ser conocido por sus numerosas propiedades terapéuticas.

El tomillo serpol es una pequeña planta rastrera que se extiende extensamente por suelos pedregosos bajo el sol. Florece de abril a Septiembre formando alfombras de florecitas de color rosa. Se diferencia fácilmente del tomillo vulgar precisamente por esta tendencia a trepar y por sus hojas más grandes.

El aroma del aceite esencial de serpol es más delicado que el del tomillo vulgar (quimiotipo timol concretamente) y lo debemos a una composición bioquímica más equilibrada, más amable y apetecible. Esa es la razón por la cual este aceite esencial me parece particularmente interesante para usar en aromaterapia familiar.

Destacan el carvacrol y el timol (alrededor de un 15% cada uno), el paracimeno (alrededor de un 15%), geraniol (más o menos 10%), gama terpineno (en torno a 10%), linalol (variable pero generalmente inferior a 5%), borneol y terpineno 4-ol (inferior al 3%).

Desde el punto de vista de la relación estructura/actividad son relevantes las propiedades anti-infecciosas de este aceite esencial con una sinergia de moléculas muy interesante (carvacrol, timol, geraniol, linalol, borneol y terpineno 4-ol).

Usaremos el aceite esencial de serpol especialmente para infecciones respiratorias, urinarias y vaginales. Este aceite esencial actúa sobre infecciones bacterianas, virales, fúngicas y parasitarias.

La presencia de paracimeno en este aceite esencial junto con el carvacrol y el timol justifica su uso para dolores reumáticos, especialmente artrosis.

Es interesante también por sus propiedades digestivas.

El perfil terapéutico de este aceite esencial es muy parecido al del tomillo vulgar quimiotipo tujanol, nos vendrá bien cuando precisamente no encontramos este último, lo que suele ocurrir con cierta frecuencia.

Es un aceite esencial mucho menos dermocaustico que otros tomillos (thymus vulgaris quimiotipo timol, thymus capitatus o incluso thymus satureioides), igualmente será necesario usarlo correctamente diluido con aceite vegetal para aplicaciones tópicas y con aceite de oliva o con miel para tomarlo por vía oral.

Lo recomendaría para tratar anginas, resfriados, cistitis, vaginitis, disbiosis intestinal y artrosis.

Te invito a probar mi receta de “ratatouille” con aceite esencial de serpol.

Para 2 personas:

2 calabacines
1 berenjena
1 pimiento rojo
2 tomates maduros
1 cebolla
2 dientes de ajo
Aceite de oliva
1 gota de aceite esencial de serpol
Sal

Corta las verduras en trocitos. Las vamos a cocer por separado de la siguiente forma:
Cuece los calabacines con la cebolla con un poco de aceite de oliva y sal. La berenjena se cuece con un diente de ajo, sal y con aceite de oliva. Saltea el pimiento rojo y añade los tomates con el otro diente de ajo y un poco de sal.
Cuando las verduras estén listas mézclalas y añade la gota de aceite esencial de serpol diluida con un poquito de aceite de oliva.

Este plato típico de la provenza queda delicioso con huevos fritos o para acompañar pescado.

¿Te ha gustado este aceite esencial? Puedes comprar el de Pranarôm o el de Terpenic en TU TALLER NATURAL.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: