Cuida tus intestinos con aceites esenciales

Con cada vez más frecuencia se habla de la importancia de cuidar de nuestro “segundo cerebro”, el intestino, para mejorar nuestra salud a muchos niveles.

Hoy sabemos que el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario pero también nuestro equilibrio nervioso (*) dependen del equilibrio (y desequilibrio) de la llamada flora intestinal (el famoso microbiota o microbioma).

Gran parte de la población sufre disbiosis intestinal (desequilibrio del microbiota) y padece de un sínfin de síntomas: malas digestiones, procesos inflamatorios, depresión, enfermedades auto-inmunes, sin saber que la causa podría estar en su intestino.

Es una temática muy compleja estrechamente relacionada con nuestra forma de alimentarnos (desequilibrada), con el estrés crónico y la toma de medicamentos (especialmente los antibióticos) dañinos para la salud intestinal.

Los aceites esenciales una vez más son valiosos aliados y merecen ser considerados a la hora de establecer un “plan de ataque” para restablecer el equilibrio en nuestro microbiota.

En un estudio in vitro que buscaba confirmar la acción antibacteriana selectiva de los aceites esenciales se llegó a la conclusión de que los aceites esenciales de alcaravea, ajowan, lavanda y naranjo amargo eran muy prometedores para el tratamiento de la disbiosis intestinal. (**)


A parte de todos los ajustes necesarios e indispensables que se han de hacer en la alimentación, los siguientes aceites esenciales nos podrían ayudar:

 

Para una acción antibacteriana selectiva: Ajedrea, ajowan, canela corteza, clavo, orégano, tomillo qt timol, tomillo carrasqueño, tomillo marroquí

Estos aceites esenciales son capaces de actuar de forma “inteligente” actuando sobre las bacterias patógenas mientras preservan las bacterias que favorecen el buen funcionamiento intestinal. Nos ayudarán a restablecer el equilibrio en nuestro microbiota.
En la escuela francesa de aromaterapia llamados a estos aceites esenciales “artillería pesada”, son los que sugerimos habitualmente para tratar algunas infecciones sin necesidad de recurrir a los antibióticos tan agresivos para el delicado equilibrio de nuestra flora intestinal.
Son potentes antibacterianos y también son potencialmente tóxicos si se utilizan inadecuadamente (dermocaústicos y hepatotóxicos).

Para ayudar a mejorar la digestión y prevenir flatulencia: Alcaravea, comino, nuez moscada

Aunque tenemos la suerte de disponer de numerosos tónicos digestivos, estos aceites esenciales me parecen especialmente interesantes porque además de favorecer la digestión previenen las flatulencias y han demostrado su acción anti-disbiosis.
Estos aceites esenciales se han de usar con prudencia respectando siempre las dosis recomendadas. (Neurotoxicos en dosis elevadas).

Para la insuficiencia digestiva: pimienta negra y menta piperita

Estos dos aceites esenciales son grandes amigos del intestino. Michel Faucon farmacéutico y aromatólogo dice de la pimienta negra que es la gran planta intestinal con una potente acción sobre la regulación neurológica. Favorece la eliminación de toxinas y aumenta la absorpción intestinal.
El aceite esencial de menta piperita es uno de los “grandes” de la digestión además de ser un antiespasmódico intestinal, se recomienda para tratar el síndrome del colon irritable.

 

Para una acción calmante sobre nuestro sistema nervioso: Angélica, naranjo amargo hoja (petit grain), lavanda, manzanilla romana

El estrés crónico tiene un efecto nefasto sobre nuestro sistema digestivo privándolo de energía y recursos que provocan su mal funcionamiento.
Existen numerosos aceites esenciales para ayudarnos a gestionar nuestro estrés, los que he seleccionado en concreto son interesantes porque también tienen propiedades digestivas.

 

intestins-600
La disbiosis intestinal se ha de tratar por vía oral usando una combinación de algunos de estos aceites esenciales. En este caso será mucho más eficaz usar cápsulas vegetales.

 

 

 

 

 

Mi fórmula anti-disbiosis

2 ml AE de ajowan (trachyspermum ammi)
2 ml AE de tomillo marroquí (thymus satureioides)
1,5 ml AE de alcaravea (carum carvi)
1 ml AE de nuez moscada (myristica fragrans)
1 ml de AE de comino (cuminum cymimum)
22,5 ml AV comino negro

Rellenar una cápsula vegetal tamaño “00”
Tomar con un poco de agua después de las comidas.
De lunes a viernes durante 3 meses


Mi fórmula para una digestión sin estrés

1,5 ml AE de naranjo amargo hoja (citrus aurantium ssp amara)
1,5 ml AE de pimienta negra (piper nigrum)
1 ml AE de angélica (angelica archangelica)
1 ml de AE de menta piperita (mentha x piperita)

Depositar 2 gotas de la mezcla en una cápsula vegetal tamaño “00”, rellenar con aceite de oliva.
Tomar con un poco de agua antes de las comidas principales.
21 días y descanso de una semana
Repetir 2 ciclos más

Estas propuestas no son indicadas si estás embarazada ni durante la lactancia. Tampoco son aptas para niños menores de 12 años.

Compra tus aceites esenciales en logo_tutallernatural
¡Salud!

 antonia jover



(*) Psicobióticos para las enfermedades nerviosas y mentales – DSalud nº 198  

(**) Essential oils in the treatment of intestinal dysbiosis: a preliminary in vitro study. Hawrelak JA, Cattley T, Myers SP – www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20030464

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: