Embarazo y aromaterapia, algunas aclaraciones…

embarazo_aromaterapiaYa he escrito en varias ocasiones acerca del uso de los aceites esenciales durante el embarazo.
Recibo muchos mensajes de mujeres embarazadas visiblemente muy preocupadas y llenas de dudas y preguntas.

Muchas preguntas giran entorno a la presencia de aceites esenciales en diferentes productos y de si pueden o no usar esos productos.

Lo primero que quiero decir es que en estos casos lo mejor es contactar con el servicio de atención al cliente de dicha marca porque lo que al fin y al cabo determinará la adecuación del producto o no es la cantidad/porcentaje de aceites esenciales contenidos en el producto y cuales de ellos contienen.

Sin embargo creo que no es arriesgar demasiado decir que generalmente y en la mayoría de casos el porcentaje de aceites esenciales contenido en mucho productos es bastante bajo (inferior a 1%), sobretodo en los productos relacionados con cosmética (muchas de la preguntas que recibo es tipo ¿estoy embarazada de X semanas, puedo usar un champú que contiene romero?).

 

Aprovecho entonces para aclarar algunos puntos:

– Hay muchos más ingredientes nocivos para el feto en miles de productos que usamos cotidianamente que moléculas tóxicas para el bebé intrauterino en los aceites esenciales.

– No es lo mismo usar aceites esenciales por vía respiratoria, tópica u oral…todo es veneno, nada es veneno, depende de la dosis y de la vía de administración.

– Aceite esencial y aceite vegetal son dos productos totalmente distintos. (ver artículo al respecto aquí)

Lo único que tienen  en común es que ambos se denominan ” aceite”, provienen de vegetales y no son hidrosolubles.

A pesar de llamarse “aceite”, un aceite esencial no contiene lípidos, es un producto obtenido a partir de plantas aromáticas ricas en esencias por un proceso de extracción llamado “destilación por arrastre de vapor”. Contiene una cantidad variable de moléculas: alcoholes terpénicos, esteres, óxidos terpénicos, monoterpenos…etc. No contienen vitaminas y menos endorfinas como algunas vez he leído!
Su textura no es grasienta y el aroma de un aceite esencial es muy intenso. Algunos aceites esenciales son contra-indicados durante el embarazo.

Los aceites vegetales son ricos en triglicéridos (lípidos) y provienen generalmente de frutos o semillas de distintos vegetales. También pueden contener vitaminas, fitoesteroles y carotenoides. Se obtienen mayoritariamente por presión de los frutos o de las semilla. La textura es grasa, el aroma generalmente es discreto salvo algunas excepciones (neem, calófilo por ejemplo).
Los aceites vegetales no tienen contra-indicaciones durante el embarazo.

– Los geles de ducha, jabones o champús se quedan poco tiempo en contacto con la piel y por ello no son preocupantes (pensando por ejemplo en los ingredientes químicos reconocidos como disrruptores hormonales), pero es preferible optar por productos de cosmética natural y biológica. Si contienen aceites esenciales, pues no pasa nada.

En el caso de cremas hidratantes, corporales o faciales y aceites aromáticos para fines cosméticas también podemos decir que son productos seguros más aún cuando los hemos elegidos con certificación biológica, en el caso de los aceites aromáticos podemos intentar averiguar información sobre los porcentajes.

– No pasará nada por haber olido puntualmente aceites esenciales potencialmente nocivos (los que indico en otro artículo de este blog por ejemplo). Tampoco pasará nada por haber aplicado de forma puntual estos mismos aceites esenciales, insisto, la gran gran mayoría de los aceites esenciales no son venenosos!
¡TODO ES VENENO, NADA ES VENENO. LA DIFERENCIA ESTÁ EN LA DOSIS!

– El miedo y el estrés hacen más daño al bebé que unas pocas gotas de aceite esencial. Lo que nos debe guiar es la prudencia, y en caso de duda pide consejo a los expertos.

En Bélgica el uso de la aromaterapia es muy extendido entre las comadronas. Existen varios libros en inglés sobre el tema del uso de la aromaterapia durante el embarazo, en francés también existe un par (recomiendo concretamente el de Daniele Festy “Se soigner avec les huiles essentielles pendant la grossesse”).

– En el caso de las mujeres que trabajan con aceites esenciales y especialmente las que dan masajes, recomiendo mucha prudencia con los aceites esenciales potencialmente neurotóxicos. Por lo demás pues me alegro que traigan al mundo a un pequeño ser ya muy familiarizado con la materia aromática!

– En conclusión diría que respetando los consejos ya dados en mis anteriores artículos, una futura mamá puede usar gran parte de los aceites esenciales por vía respiratoria y tópica. Será un gran beneficio para ella y para su bebé.
Y en cuanto a los productos cosméticos, animo a las futuras mamas a preparar ellas mismas sus cremas, es sencillo económico y de esa forma la garantía de seguridad es óptima.

En este enlace se encuentran los demás artículos escritos y publicados en este blog.

 

antonia jover

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: