El potencial de los aceites esenciales frente al cáncer

Se mencionan muy poco las propiedades anticancerígenas de algunos aceites esenciales probablemente porque los estudios que se llevan a cabo y que demuestran estas propiedades están aún en un estado de inicio. Supongo que aún falta recorrer mucho camino pero la medicina aromática ya es una realidad.
Indudablemente existe un enorme interés por conocer estas propiedades y por encontrar la forma de usar estos compuestos en futuros tratamientos.
Sólo en Pubmed (publicaciones científicas), una búsqueda con las palabras “essential oil and cancer” nos devuelve más de 800 resultados.

Se ha podido comprobar científicamente que existen compuestos presentes en algunos aceites esenciales capaces de matar de forma selectiva células cancerosas sin dañar las células que están sanas. Ocurre algo similar con las bacterias, los aceites esenciales con propiedades antibacterianas dañan exclusivamente los agentes patógenos que visitan e infectan en un momento dado un organismo.

Varias sustancias contenidas en algunos aceites esenciales son muy prometedoras para la prevención y el tratamiento del cáncer.
Las investigaciones científicas llevadas a cabo hasta ahora han permitido descubrir concretamente que algunos de sus compuestos  previenen y disminuyen posibles mutaciones dentro de las células. Impiden divisiones celulares en las células cancerosas, estimulan el “suicidio” (o apoptosis) de las células cancerosas e inhiben un proceso llamado angiogénesis, responsable del crecimiento de un tumor y de las metástasis.

La lista de los aceites esenciales que han sido objeto de investigación en relación con su potencial anticancerígeno es muy larga, entre ellos podemos mencionar (se accede al resumen del estudio pulsando sobre el nombre del AE):

Clavo de olor (eugenia caryophyllus)
Hinojo semillas (anethum graveolens)
Incienso (boswellia carterii) y Boswellia sacra
Limoncillo o lemongrass (Cymbopogon citratus o flexuosus)
Manzanilla alemana (matricaria recutita)
Mejorana (origanum majorana)
Mirra (commiphora molmol)
Orégano compacto (origanum compactum)
Perejil hojas (petroselimum sativum)
– Ravintsara (cinnamomum camphora qt 1,8-cinéole)
Tomillo a timol (thymus vulgaris quimiotipo timol)

Uno de los compuestos más prometedor es el limoneno y su derivado, el alcohol perílico.
Pertenecen a la familia de los monoterpenos y se encuentran principalmente en en la cáscara de cítricos (naranja, mandarina, pomelo) pero también en el lavandín (lavandula hybrida), la menta piperita o la hierbabuena (Mentha spicata).

El alcohol perílico es el monoterpeno con la más potente actividad anticáncerígena. Se ha comprobado una actividad quimiopreventiva y/o quimioterapéutica contra una amplia variedad de cánceres:
– Próstata (Peffley et al.,2007; Chung et al., 2006),
– Tumores de pulmón (Xu et al., 2004)
– Cáncer de mama (Yuriet al., 2004)
– Páncreas (Stayrock et al., 1997)
– Hígado (Mills et al., 1995)

Aromaterapia y cáncer

Independientemente de su potencial anticancerígeno los aceites esenciales acompañan eficazmente a los enfermos de cáncer y mejoran su calidad de vida aliviando gran parte de los síntomas relacionados con esta enfermedad: dolor, estrés emocional, náuseas, depresión, efectos secundarios de los tratamientos (quemaduras por radioterapia, náuseas, caída del pelo, insomnio).
Las propiedades inmunoestimulantes e inmunomoduladoras de algunos aceites esenciales también son muy interesantes en estos casos.

Entre los aceites esenciales a tener en cuenta para aliviar algunos de los síntomas habituales podemos mencionar:

– Lavanda
Estrés emocional, dolor, quemaduras de la piel (también el espliego macho), caída del cabello (junto a romero y cedro del Atlas)

– Jengibre, limón, menta piperita, hierbabuena (mentha spicata)
Náuseas

– Niauli y árbol del té
Ambos son radioprotectores y se utilizan para prevenir las quemaduras ocasionadas por la radioterapia.

– Ravintsara y tomillo satureioides
Por sus propiedades inmunoestimulantes e inmunomoduladora

– Té de labrador y siemprevilla
Para proteger el hígado y favorecer su regeneración en pacientes que se han sometido a una quimioterapia


Aceites esenciales contraindicados

Aunque hoy día no hay pruebas de que los aceites esenciales “supuestamente estrogeno-miméticos” sean peligrosos en algunos cánceres, se recomienda evitar usarlo de forma prolongada en caso de cáncers hormono-dependientes.
Lectura sugerida:
Is clary sage estrogenic?

 

Fuentes consultadas:

– Handbook of essential oils, science, tecnology and applications. Ed. K. Hüsnü Can Baser and Gerhard Buchbauer.
– Las plantas, fuente de agentes antimutagénicos y quimiopreventivos. D. F. Arencibia Arrebola.
– The chemistry of aromatherapeutic Oils. E. Joy Bowles.
– Clinical aromatherapy, essential oils in practice. Janet Buckle
– Huiles essentielles et cancer. Dr Anne-Marie Giraud

En Internet:
Pubmed

Can essential oils repair DNA? (the short answer is “no”) by Shannon Becker PhD

 


  

NOTA: QUEDA PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG SIN EN EL PERMISO PREVIO DEL AUTOR.
QUEDA PROHIBIDO MODIFICAR LOS TEXTOS SIN PREVIA AUTORIZACIÓN.
POR FAVOR LEER LAS RECOMENDACIONES DE USO ANTES DE EMPEZAR A USAR ACEITES ESENCIALES POR PRIMERA VEZ.
PEDIR CONSEJO A UN FARMACÉUTICO ESPECIALIZADO EN CASO DE EMBARAZO, LACTANCIA Y PARA LOS NIÑOS O PONERSE EN CONTACTO CONMIGO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: