El Pan de Especias


Le “Pain d’Épices“, a veces llamado “pan de miel” o “pan de jengibre” es un pan dulce típico de las Navidades en Francia y en otros países de Europa. Se encuentra en los mercados de Navidad y es delicioso para comer con “Foie Gras”, para un desayuno muy aromático o para la merienda.

Este pan dulce es en realidad originario de China, el “Mi-kong”, literalmente pan de miel, ya se consumía en el siglo X. Se preparaba con harina de trigo, miel y plantas aromáticas. Textos del siglo XIII lo mencionan como parte de ración diaria para los soldados de Gengis Khan quienes lo introdujeron en los países árabes. Los Cruzados descubren este delicioso pan dulce y traen la receta a occidente.
La receta que os propongo es una receta a base de aceites esenciales. La receta tradicional incluye las especias secas y en polvo. Los aceites esenciales dan al “Pain d’Épices” una intensidad aromática mucho mayor, por lo tanto es recomendable respetar el nº de gotas indicado, aunque os parezcan pocas.

Os dejo aquí una receta (hay varias):

250 gr de miel de acacia (o de flores)
200 gr de harina integral
50 gr de almendras en polvo
50 gr de azúcar moreno
10 cl de leche

2 huevos
20 g de mantequilla para el molde (tipo cake)
1 cuchara pequeña de bicarbonato sódico
1/2 cuchara de jengibre en polvo (*)

1 gota de aceite esencial de canela de Ceilan corteza (Cinnamomum zeylanicum)
1 gota de aceite esencial de clavo de olor (Syzygium aromaticum)
1 gota de aceite esencial de anís estrellado (Pimpinella anisum)
1 gota de aceite esencial de cardamomo (Elletaria cardamomum)
2 gotas de esencia de limón corteza (Citrus limomum)

3 gotas de esencia de naranja dulce (Citrus sinensis)

Idealmente se tiene que dejar reposar la masa durante una hora por lo menos.

Calentar el horno a 170°C (Th 5-6).

Echar la leche, el azúcar y la miel en una cacerola y calentar a fuego lento. Retirar del fuego antes de que hierva.
En un recipiente mezclar la harina y el bicarbonato. Añadir las almendras en polvo, mezclar de nuevo y formar un pozo.
Verter poco a poco la leche, los aceites esenciales y el jengibre. Mezclar con una cuchara de madera e incorporar el huevo.
Untar el molde con la mantequilla antes de verter la masa.
Cocer durante unos 30-40 minutos.
Es muy importante controlar la cocción a partir de los 30 minutos, para que no quede seco.

(*) Personalmente no me gusta el sabor del aceite esencial de jengibre, me parece mucho mejor el jengibre en polvo. Se puede sustituir por jengibre fresco rallado (una cuchara pequeña).

NOTA: QUEDA PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG SIN EN EL PERMISO PREVIO DEL AUTOR.
QUEDA PROHIBIDO MODIFICAR LOS TEXTOS SIN PREVIA AUTORIZACIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: