Cura de primavera con aceites esenciales

Al acercarse la primavera vemos como herbolarios, tiendas especializadas e incluso farmacias ofrecen en sus escaparates y estanterías numerosos productos depurativos del organismo o soluciones drenantes / adelgazantes. También pululan los artículos en  revistas especializadas dedicando muchas páginas a las dietas de primavera.

Es legítimo preguntarse si realmente es necesario realizar curas depurativas y si funcionan estos productos. Por supuesto me sería difícil contestar al segundo punto, pero lo que sí he podido comprobar son los beneficios que uno obtiene cuando se realiza una cura depurativa.
El organismo dispone de cinco órganos principales (llamados emuntorios) implicados en el proceso de limpieza del organismo: hígado (es el más importante porque transforma las toxinas en formas no tóxicas e hidrosolubles), riñones, intestinos, piel, pulmones.
Nuestro estilo de vida y la gran cantidad de sustancias tóxicas que ingerimos y a las cuales estamos expuestos hacen que la necesidad de ayudar a los emuntorios se haya vuelto casi imperativa. Cuando depuramos profundamente el organismo se eliminan las toxinas que se han acumulado en diferentes partes del cuerpo (depósitos grasos, articulaciones, tejidos, células…), a consecuencia de ello aumentan las defensas inmunitarias y mejoran o desaparecen muchos trastornos o síntomas tales como alergias, cansancio crónico, irritabilidad, mala digestión, dolores musculares o articulares…

La primavera es un buen momento para proponerse una cura depurativa ya que durante el invierno el organismo tiende a acumular más toxinas, solemos hacer menos ejercicio físico y en general, a consecuencia de las fiestas navideñas, algo de peso hemos ganado.
Los productos listos para tomar que podemos encontrar en las tiendas especializadas pueden hacernos pensar que es suficiente con tomarlos durante el tiempo indicado, sin embargo no es así, pues no sacaremos todos los beneficios de estos productos si adicionalmente no ajustamos nuestra dieta.
Para que una cura depurativa sea beneficiosa y efectiva es indispensable, como mínimo, renunciar a una serie de alimentos y bebidas. Por lo tanto durante el tiempo que dure la cura (puede variar según el tipo de cura que se elija hacer) es importante no tomar alcohol, café, té, cacao, tampoco carne roja ni charcutería. Eliminaremos los productos procesados que contienen mucha química (coca-cola, productos horneados, azúcar, etc)
Es importante beber mucha agua, infusiones y zumos naturales. Evitaremos tomar leche y productos lácteos.
Privilegiaremos frutas y verduras frescas, arroz integral, pescado.

Para que la cura sea completa, disponemos de valiosos aliados en fitoterapia y en aromaterapia.
Los extractos vegetales interesantes en curas depurativas son: el diente de león, la alcachofa, el cardo mariano, el romero, el enebro o el rábano negro para nombrar los más clásicos.
En aromaterapia acudiremos a los siguientes aceites esenciales: romero verbenona, zanahoria cultivada, limón (cáscara), menta piperita, levístico, apio, enebro común.

Os animo a leer el “post” que publiqué el pasado 25 de septiembre donde Dominique Baudoux explica la importancia de la desintoxicación del hígado.

 

Libro recomendado: El libro de la desintoxicación y de la salud. Ruediger Dahlke y Doris Ehdenberger.

NOTA: SE PERMITE LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG MENCIONANDO SIEMPRE LA FUENTE DE LA INFORMACIÓN Y EL AUTOR.
QUEDA PROHIBIDO UTILIZAR O MODIFICAR LOS TEXTOS SIN PREVIA AUTORIZACIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: