¿Aromaterapias?

En este blog trato de aportar información seria y válida sobre aromaterapia, y procuro hallarla de fuentes fiables y basada en estudios científicos o clínicos.
Siempre que puedo investigo en Internet y a veces encuentro auténticos tesoros, como pueden ser videos, libros, artículos, publicaciones varias, etc. La riqueza de mis hallazgos me hacen llegar a la conclusión de que no podemos hablar de AROMATERAPIA, sino que son tantas las aplicaciones que se hacen de los ACEITES ESENCIALES que hoy día convendría hablar de “AROMATERAPIAS”.
Según algunos expertos, se pueden distinguir 4 tipos de aromaterapias:
– Aromaterapia clínica / terapéutica
– Aromaterapia aplicada a la gestión del estrés
– Aromaterapia aplicada al campo de la belleza y cosmética
– Aromaterapia aplicada al hogar o entorno (Básicamente velas perfumadas, y otros productos para perfumar cualquier espacio)

Ciertamente nos sorprenderá descubrir la cantidad de productos que llevan aceites esenciales. Estos nos acompañan cotidianamente sin saberlo: bebidas alcohólicas, alimentos (saborizantes o conservante), velas, cerámica, chicles, preparados dentales, insecticidas, pinturas, jabones, perfumes, tabaco, adhesivos, etc.
Aquí de nuevo nos encontraremos con diferentes tipos de aceites esenciales cualitativamente hablando.

Pero para volver a los 4 tipos de aromaterapias propuestos, diría que se hace evidente lo inadecuada que resulta la palabra “aromaterapia” cuando nos referimos a aplicaciones que no tienen relación con sus efectos terapéuticos.
¿Es correcto hablar de aroma-terapia cuando nos referimos a aplicaciones cosméticas?
¿Conviene usar la palabra “aroma-terapia” para definir productos tales como geles de baño, jabones, velas, ambientadores?
Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra “terapia” significa “tratamiento” que a su vez se refiere a un “Conjunto de medios que se emplean para curar o aliviar una enfermedad”.
En 1928 René-Maurice Gattefossé acuñó la palabra “aromaterapia” para referirse al efecto terapéutico de los aceites esenciales, desde entonces sus descubrimientos han abierto muchos caminos pero también se ha generado mucha confusión y la auténtica aromaterapia ha resultado muy perjudicada y sobretodo malentendida cuando no olvidada.

Afortunadamente parece que se avecinan mejores tiempos para esta valiosa terapia y poco a poco está recuperando el lugar que le pertenece y que se merece!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: