Estrés, paliar sus efectos con la ayuda de la aromaterapia

¿Que es el estrés?

Hans Selye, considerado padre del estrés introdujo en 1935 el concepto de estrés como el resultado de un conjunto de reacciones fisiológicas no especificas del organismo frente a diferentes agentes nocivos del ambiente de naturaleza física o química. El estrés aparece en la vida de las personas cuando la demanda interna o externa se percibe como demasiado difícil. Se nota como una presión o tensión. Es una reacción normal y la produce instintivamente el organismo para protegerse de las presiones físicas o emocionales o, en situaciones extremas, del peligro. El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona.
Un cierto nivel de estrés es positivo, es el estrés experimentado de forma reiterada es el que puede llegar a provocar enfermedades diversas incluso puede llegar a provocar la muerte.

Shlomo Breznitz, investigador del estrés y la restauración cognitiva dice en la entrevista realizada por Luis Amiguet para la Contra de La Vanguardia (6/5/2010), dice que nuestro sistema fisiológico está adaptado para un tipo de estrés intenso y corto, pero que no lo está para el estrés moderno:
“ese que produce quedarse en paro o – peor aún-tener miedo a quedarse en paro o un jefe insoportable o la pareja mal avenida…
Es peor que el encuentro con el león porque no estamos preparados para él y, al contrario que el otro, deprime nuestro sistema inmunológico. De ahí que esas situaciones acaben a menudo por propiciar enfermedades crónicas o hasta un cáncer.”
Shlomo Berznitz añade “Estamos preparados para afrontar tragedias instantáneas pero no largos e interminables culebrones.” y propone lo siguiente para paliar el estrés moderno: “Así que rompa la tensión cotidiana. Búsquese un momento sólo para usted: sin móvil, sin e-mails, sin obligaciones… “

El estrés afecta órganos y funciones de todo el organismo. Los síntomas más comunes son:

  • Depresión o ansiedad, pesimismo, miedos
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Indigestión, úlceras, dolores abdominales
  • Sarpullidos
  • Disfunción sexual
  • Palpitaciones rápidas
  • Nerviosismo

Es importante tomar consciencia de nuestro nivel de estrés con el objetivo de gestionarlo saludablemente. Para ello podemos recurrir, junto con otras técnicas complementarias, a los aceites esenciales. Son unos eficaces aliados para reducir los niveles de estrés y sus efectos nocivos para la salud.

Estos son los aceites esenciales indispensables para reducir los niveles de estrés, los usaremos en difusión, en masajes y algunos en caso de estrés muy importante por vía oral:

Lavanda oficinal
La lavanda es bien conocida por sus propiedades anti-estrés.
Calma los nervios y relaja la tensión muscular. Es antiespamódico.
Es sedante del sistema nervioso central. Calma en caso de gran excitación.
Es antidepresivo.
Es antimigrania.
80 mg por día de ae de lavanda es suficiente para aliviar la ansiedad.
Uso: vía cutánea y en difusión principalmente. En el caso de la ansiedad se tomaría por vía oral (2 gotas con un poco de miel o con aceite de oliva)

Mandarina
Es muy útil en caso de irritabilidad. Buena para la angustia.
Calma y relaja.
Uso: en difusión y vía oral

Mejorana (origanum majorana)
Es buena para aliviar todo tipo de desorden de origen nervioso y sus repercusiones sobre el cuerpo.
Es anti-estrés, ayuda en caso de ansiedad, favorece el sueño, lucha contra la irritabilidad y es sedante.
Uso: via cutánea, difusión y vía oral

Naranjo amargo (hoja):
Reequilibra, calma y al mismo tiempo da energía para seguir adelante.
Es antidepresivo y antiespasmódico.
Trata los síntomas psicológicos relacionados con el estres: psicosis, obsesiones, desórdenes del sueño, ansiedad y los síntomas físicos derivados  acidez de estómago, dificultades resiratorias, erupciones cutáneas:
Relaja.
Uso: en difusión y vía oral

Naranja dulce (cáscara)
Calma e induce el sueño.
Uso: en difusión y vía oral

– Ylang ylang
Es muy útil para cualquier tipo de fatiga (sexual, mental, física, psicológica)
Uso: en difusión y vía cutánea

– Aceite  para estrés intenso
Mezclar en 10 ml de aceite vegetal 15 gotas de aceite esencial de manzanilla romana (chamaemelum nobile), 15 gotas de aceite esencial de mejorana (origanum majorana) y 10 gotas de aceite esencial de
lavanda (lavandula angustifolia).
Aplicar en las muñecas y en el plexo solar un mínimo de tres veces al día. Si se nota el estrés con intensidad, aplicar cada hora hasta notar alivio.

 NOTA:
Respeta las dosis indicadas. Lee detenidamente las
precauciones de uso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: