Ideas aromáticas culinarias

¡Los aceites esenciales también tienen su lugar en nuestra cocina! En Francia ya se encuentran libros de recetas a base de aceites esenciales.Usar aceites esenciales en nuestras recetas resulta bastante práctico porque siempre los tenemos a mano sobretodo fuera de temporada. En invierno por ejemplo podremos sustituir los hierbas frescas y frutas por poquísimas gotas de aceite esencial.
Los aceites esenciales dan a nuestros platos un sabor más profundo e intenso que no se consigue con especies o hierbas frescas.

Seguiremos teniendo en cuenta  una serie de precauciones a la hora de usarlos. Como ya sabemos, un aceite esencial es un producto natural de muy alta concentración, por lo tanto las cantidades que usaremos siempre serán mínimas. Es muy importante respetar las dosis indicadas, usar aceites esenciales certificados BIO y ser intransigente en cuanto a la calidad de los aceites esenciales que adquirimos.
En temas culinarios los aceites esenciales se usan con fines aromáticos y no con fines terapéuticos. Es muy importante seguir las dosificaciones que se indican ya que una gota de más puede echar a perder el plato preparado.
El uso de aceites esenciales y esencias (el liquido extraído por presión de la cáscara de los cítricos se denomina esencia en lugar de aceite esencial) en postres da maravillosos resultados. Por ejemplo en compotas, confituras, helados o ensaladas de frutas. Es en el uso en frío que se obtienen los mejores resultados pero también dan excelentes resultados cuando los incorporamos en pasteles o platos salados cocinados.

Estas son algunas sugerencias para iniciarse en esta nueva forma de aromatizar nuestros platos favoritos.

– Añadir una gota de esencia (*) de mandarina en la compota de manzana justo antes de tomarla. (una gota por cada ración individual)

– Añadir una gota de esencia de limón, una gota de esencia de  mandarina y una gota de esencia de naranja dulce a la ensalada de frutas.

– Para perfumar la miel, añadiremos 3 gotas de aceite esencial de lavanda.– Disfruta de un yogurt natural con una gota de esencia de limón, de naranja dulce o de aceite esencial de lavanda para los atrevidos.

– Descubre un sabor sorprendente añadiendo 2 gotas de aceite esencial de lavanda en la confitura de albaricoque, ¡te sorprenderá!

En el pastel de queso añade 4 gotas de esencias de limón.

– Para aliñar las ensaladas, perfuma el aceite de oliva con aceite esencial de estragón (40 gotas por litro)

– Prepara un verde con 2 gotas de aceite esencial lemongrass, de esencia de limón o de mandarina (a escoger para 1/2 litro de té). Diluir en media cucharita de miel y echar en el té.

¡Atrévete a probarlo!

 Si te interesa saber más visita el blog de Valérie Cupillard (en francés)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: