Mi botiquín esencial

Con pocos aceites esenciales podemos aliviar y tratar un sinfín de dolencias y afecciones comunes tal cómo resfriados, catarro, nerviosismo, indigestiones, insomnio, problemas de piel (hongos, granos, heridas, etc.
Con tan sólo 6 aceites esenciales estaremos cubriendo un gran número de necesidades puntuales y lo haremos de forma totalmente natural.

Estos son los seis aceites esenciales que propongo. Los he seleccionado por sus numerosas propiedades, por la seguridad que ofrecen en cuando a toxicidad y por el coste.

– Árbol del té (melaleuca alternifolia)
¿Quién no conoce el árbol del té? Seguro que todos habéis comprado algún producto que lo contiene. Los niños lo conocen  porque es uno de los aceites esenciales que se usan para matar piojos.

El árbol del té es un aceite esencial fantástico, a pesar del olor un poco fuerte que desprende, vale la pena adoptarlo.
Los aborígenes de Australia ya usaban el árbol del té hace miles de años y conocían sus numerosas propiedades.
Es un potente anti-bacteriano, es anti-infeccioso, anti-parásitos, antiviral y fungicida y es inmunolestimulante.
Sus aplicaciones son numerosas:
– Para la higiene bucal: aftas, gingivitis, abscesos.
Por ejemplo puedes lavarte los dientes con una gota de aceite esencial (en adelante AE) de árbol del té y una gota de esencia de limón mezclada en la pasta de diente. De esta forma evitas el sangrando de encías y blanqueas tus dientes.
Sí…es cierto, el sabor no es de los mejores, pero te prometo que tus encías ya no van a sangrar más.

– Infecciones ORL, el AE de árbol del té es muy bueno en caso de bronquitis y sinusitis.
– Micosis cutáneas
– Acné
– Caspa
– Muy útil para prevenir las quemaduras provocadas por la radioterapia

Eucalipto azul (eucalyptus citriodora)
Este aceite es una auténtica maravilla. Su olor es muy fino y es muy bien tolerado en la piel. 

El AE de eucalipto azul es un potente anti-inflamatorio y un interesante antiespasmódico.
Es el AE estrella para aliviar cualquier tipo de dolor, sea muscular o articular.
Es útil para aliviar las picaduras de mosquitos aunque normalmente los hace huir…
También es un interesante anti-fúngico que podremos combinar con el árbol del té y el geranio de Egipto.

Geranio de  Egipto (pelargonium asperum cv Egipto)
Es nuestro gran aliado de la piel.

El AE de Geranio de Egipto es antálgico, antibacteriano, antifúngico y tónico.
Se usa para tratar dermatosis, eccemas y todo tipo de afección dermatológica.
Es fantástico usarlo para el cuidado cotidiano de la piel. Tiene propiedades astringentes, es útil para tratar el acné, pero en cualquier caso es bueno para todo tipo de piel.
En verano podemos usarlo para ahuyentar los mosquitos, además su olor es mucho más suave que el de la citronella.
También es un buen desodorizante.
En difusión favorece la relajación y aleja a los mosquitos.

Lavanda (lavandula angustufolia)
¡La estrella de los aceites esenciales¡ ¡Si sólo nos fuese permitido llevar uno a cualquier parte, este sería el elegido! Es uno de los que no pueden faltar en casa.

La lavanda tiene más de 200 compuestos bioquímicos, lo cual explica las numerosas propiedades y aplicaciones que nos ofrece.
Creo que se podría escribir un libro hablando sólo de los beneficios de este aceite esencial.
Para citar sólo algunas de su propiedades y aplicaciones:
– Es Antiséptico, bactericida, antálgico, cicatrizante, calmante y antiespasmódico.
– Es útil para tratar todos los problemas de origen nervioso: espasmos, angustia, insomnio, ansiedad.
– Es excelente en caso de dermatosis, eczema, prurito, llagas, heridas, escaras.
– Muy bueno para quemaduras, evita la formación de ampollas y acelera la cicatrización.

Limón (citrus limonum)
En realidad aquí tenemos una esencia extraída de la cáscara por presión.

La esencia de limón es otra de las maravillas que tenemos a nuestra disposición para limpiar el ambiente. La esencia de limón es una gran aliada del hígado. La podemos usar en difusión para refrescar y sanear el ambiente. Será útil en caso de enfermedades infecciosas y para prevenir contagios. También es buena para la digestión, para adelgazar y es un buen tónico capilar.
Hay que evitar aplicar esencia de limón en la piel antes de exponerse al sol ya que es una esencia fotosensible al igual que la mayoría de las esencias de cítricos.
Una forma de activar y estimular las funciones digestivas y de limpiar el hígado al mismo tiempo consiste en tomar cada mañana antes de desayunar 2 gotas de esencia de limón en un terrón de azúcar o en una cucharita de miel.

Ravintsara (cinnamomum camphora qt cineol)
Originaria de Madagascar la ravintsara produce un aceite muy preciado por su pueblo. El nombre significa “hojas de buenas para todo” o “árbol de buenas hojas”. Es considerado “árbol medicina” y esta Isla se usa para todo tipo de afecciones.

Tiene poderosas propiedades antivirales, estimula el sistema inmunitario y es expectorante.
La ravintsara no debe faltar en el botiquín familiar sobre todo en invierno ya que junto con el eucalipto radiata es otro aliado indispensable. Es muy eficaz en caso de gripe o de cualquier infección vírica.
Es muy útil en caso de cansancio extremo tanto nervioso como físico. Nos ayuda a conciliar el sueño en épocas de estrés (aunque no tiene un efecto sedante, para eso la lavanda!).

Éste es pues el botiquín que propongo para empezar. Cada aromatólogo daría uno diferente aunque con intención similar, la de tener a mano unos pocos remedios que cubrirán numerosas necesidades cotidianas.
 NOTA:
Respeta las dosis indicadas. Lee detenidamente las precauciones de uso.
 
 
 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: